David Ogilvy no solo era un genio de la publicidad, sino también un crack en los negocios y en liderazgo. Le dio al mundo muchas ideas disruptivas en su momento en contextos tan diferentes como los del compromiso de los empleados, la productividad personal o, por supuesto, la publicidad.

David Ogilvy

Una de los mantras de su pensamiento giraba alrededor de la publicidad. Decía que mejorar las ventas era más importante que ganar premios. Obvio ¿no? Pues no.

En Estados Unidos los anunciantes y las grandes agencias de publicidad siguen gastando millones y millones en anuncios por ejemplo de la SuperBowl en la idea del prestigio que da acaparar esos minutos de gloria.

Pero ¿ese tiempo en el que los aficionados se levantan de su sillón para hacer otra cosa, para ir al baño por ejemplo, no acaba por ser poco rentabilizado si nos ponemos a hacer números.

David Ogilvy escribió tres libros excelentes que deben estar aún hoy en la cabecera de los marketeros: ‘Confesiones de un publicista‘, ‘Ogilvy on Advertising‘ y ‘The Unpublished David Ogilvy’. Todos son libros fáciles de leer, en ellos su autor resulta muy perspicaz y son muy, pero que muy entretenidos. También puedes ver más sobre sus trabajos en este enlace.

Ogilvy también dejó otro argumento para la historia de la publicidad, el de que escribir es una habilidad comercial esencial cuyas claves se pueden leer en ‘The Unpiblished David Ogilvy‘.