Nunca sin mis enlaces internos

La popularidad de una página web viene determinada por el número de enlaces que salen de ella. Pero si la proporción de los links que apuntan a otros dominios diferentes es desproporcionado en relación con los enlaces internos, el proyecto web está ofreciendo a terceros su valor por encima de transferirlo a otras páginas internas propias.

Acceder a la información:

Para ver el estado de los enlaces internos y externos de las páginas web, se puede utilizar la barra de herramientas de Web Developer, en este enlace:

https://chrome.google.com/webstore/search/web%20developer?hl=es

Para acceder al menú de la herramienta hay que clicar en ‘información’ y luego pasar a ‘ver información de los enlaces’.

Acción correctora:

Cuando se tiene la lista completa de los enlaces, se puede tener clara una idea de la proporción (o desproporción) entre salientes y enlaces internos y proceder a reparar la descompensación. Obviamente anulando links salientes y creando otros para enlazar los contenidos de unas páginas con los de otras.

Consejo:

Reducir los enlaces salientes, en especial los que se colocan en las partes bajas de las páginas, porque acaban afectando a todas las páginas llevándose el rendimiento de nuestro trabajo a otros nidos. Y éso no ¿no te parece?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.